logo pia unio

PIA UNIO SANCTI PAULI APOSTOLI

Oratorios privados de numerarios con votos privados

En los Oratorios Privados de los Centros, se rinde el culto de latría, propiciatorio, eucarístico e impetratorio a Dios, especialmente presente con su Cuerpo, Sangre, Alma, y Divinidad en el Augusto Sacramento del Altar. Se venera de manera especial mediante el culto de hiperdulía a la Bienaventurada Virgen María bajo las advocaciones de la Inmaculada Concepción, Nuestra Señora del Sagrado Corazón, al Glorioso Patriarca San José, San Pablo y San Pedro Apóstol, San Juan Evangelista, San Timoteo, San Ignacio de Loyola, San Francisco de Borga, al Beato Juan de Ávila y al titular del Oratorio.
Fuera del retablo y de las capillas, dentro del presbiterio no se pongan muchas imágenes, como recomiendan todos los grandes liturgistas.

Se renueva diariamente el Santo Sacrificio de la Misa de manera incruenta según el Misal de San Pio V y reformado por San Pio X.

Los Oratorios Privados son para uso exclusivo de los Numerarios  que viven en el Centro y externos que tengan fijado un Oratorio.

Se celebra la Santa Misa diariamente a las 07:00h, se Expone Solemnemente a S.D.M todos los días y una vez a la semana se oirán las confesiones y tendrán dirección espiritual.

S. Ilma. Rvdma. Sr. Dr. D. Pablo de Rojas quiere y desea que todos los centros de culto tengan una serie de peculiaridades genuinas propias nuestras, dentro de lo que marca la Sagrada Liturgia, y nos diferencien del resto.

Para ello parte del punto 542 y 543 del libro Camino escrito por Mons. Escrivá de Balaguer.

Punto 542, «No me pongáis al culto imágenes «de serie» tipo Olot: prefiero un Santo Cristo de hierro a esos Crucifijos de pasta repintada que parecen hechos de azúcar». Las Imagenes tendrán que ser de cierto valor artístico y que inspiren a la devoción. No demasiadas, según el espacio físico. Los Santos Patronos son obligatorios. Pero dentro del retablo o fuera del presbiterio.

Punto 543, «Me viste celebrar la Santa Misa sobre un altar desnudo —mesa y ara—retablo. El Crucifijo, grande. Los candeleros recios, con hachones de cera, que se escalonan: más altos, junto a la cruz. Casulla lo más rica posible. Ausente, casi, la luz eléctrica, que no echamos en falta. Los altares móviles tendrán un rico frontal.

En los espacios grandes el altar será fijo, el Sagrario siempre será de oro o plata, estará en el centro, si se puede exento del retablo, y cubierto completamente con el conopeo en forma de pavillon del color del día o de encaje blanco, encima la Cruz, a ser posible de bronce y 6 candeleros con velas altas tres a ambos lados del Sagrario, escalonadas.

Y Mons. Escrivá de Balaguer termina así,

«Te costó trabajo salir del oratorio: se estaba bien allí. ¿Ves cómo lleva a Dios, cómo acerca a Dios el rigor de la liturgia?». (Del libro de Camino de Mons. Escrivá de Balaguer.)

Propio de la Pía Union y querido por nuestro Fundador:

En los oratorios la combinación de piezas antiguas con nuevas, en el altar y retablo, suele tener un resultado elegante, pero preferiblemente, en la medida de lo posible, se encargará uno a medida, ecléctico. Lo ideal es tener retablos antiguos de cierta calidad o de nueva factura hechos a medida o adaptados al espacio físico.

Las paredes, a ser posible enteladas, que da un aspecto muy elegante y romano.

Un órgano, discretamente ubicado.

Siempre habrá dos credencias a ambos lados del altar.

Dos lámparas votivas que pendan discretamente del techo, y claramente se identifique el resplandor de la vela, que estará en un vaso de cristal de color púrpura.

La Sacristía que este siempre en el presbiterio, a ser posible haya dos puertas, una para salir a Celebrar, in cornu evangelii y otra para entrar al terminar de la celebración in cornu epistolae.

Al menos tiene que haber una grada en el suelo, para separar y destacar el Altar y Retablo. El acceso de mujeres, al mismo, está prohibido por derecho.

Delante del Altar habrá un comulgatorio, almohadillado y tapizado en color encarnado, a ser posible, del mismo estilo que el retablo.

En todos los Oratorios habrá un Via Crucis. (Para poder lucrar las indulgencias) y un confesionario.

En la entrada que no falte nunca una pila con agua bendita.

Los bancos y reclinatorio sean cómodos, siempre acorchados y tapizados.

+Pablo de Rojas. Episcopus.

Quién desee más información al respecto tenga la amabilidad de escribir al correo electrónico de la Secretaría General de la Pía Unión: secret@piauniosanctipauliapostoli.com o si lo desea llame al número de teléfono de la misma secretaría (+34) 680 813 101   (+34) 667 345 305 , preferiblemente vídeollamada. Les atenderá el encargado de los medios de comunicación de la Pía Unión.